TIEMPO DE DESCANSO

Quiero desearos a todos que pasemos un feliz verano. En este tiempo en el que el calor no nos permite hacer lo que habitualmente hacemos, se nos ofrecen otras posibilidades para crecer y descansar.

Que durante este verano podamos encontrar tiempo para estar con los que queremos. Es importante refrescar nuestra vida con los que nos aman: aprovechemos estos días para ello.

Que durante este verano podamos encontrar tiempo para Dios. Tenemos más tiempo libre: busquemos nuestro tiempo de oración y la participación en la Eucaristía, allá donde estemos.

Que durante este verano podamos encontrar tiempo para nosotros. El verano es tiempo de revisión y de abrirnos a nuevos caminos y nuevas posibilidades. Es un buen tiempo para pensar cómo ajustar nuestra vida a la vida feliz que Cristo nos propone.

Descansemos en este verano y dejemos que el Señor nos descanse.

¡Feliz verano! Óscar Benavent.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *