Miércoles de Ceniza, es tiempo de cuaresma.

EL FAVORABLE TIEMPO DE LA CUARESMA. 

 
Hoy, Miércoles de Ceniza, iniciamos el tiempo de la Cuaresma. Os animo, siguiendo las normas de la Iglesia, a que vivamos con sentido cristiano “este tiempo favorable, este día de salvación”, que nos ayudará a renovar nuestro bautismo en la Santa Pascua y a entrar en el “éxodo” que nos llevará a vivir la Pascua Eterna a la que todos estamos llamados. 
 
La Cuaresma no es un tiempo de negación. La Cuaresma es un tiempo de decir SÍ a la obra de santidad y plenitud que Dios nos entrega y que hace cada día en nosotros. Esta obra de eternidad por la que Él ha entregado su vida.
 
Convertirse es abrir nuestra vida a la verdad de Dios sobre nosotros. Convertirse es defender nuestra libertad para dejar que Dios actúe, cree y levante en nosotros esta obra que Él mismo, con sus propias manos, desea hacer. 
 
La Cuaresma es un tiempo en el que Cristo desea seducirnos, cortejarnos, enamorarnos, para que vivamos la vida plena para la que hemos sido creados. 
 
Para ello os recuerdo algunas notas que, nuestra madre la Iglesia sugiere y, que nos ayudarán a vivir este tiempo de gracia con sencillez y plenitud.
 
  • Esta tarde a las 19,30h en la misa y esta noche a las 21h en la celebración de la palabra con las comunidades, tendremos la imposición de la ceniza. Es muy importante, para iniciar este tiempo de conversión, empezar la cuaresma acudiendo a esta celebración. Os exhorto a ello. No os dejéis vencer por lo menos importante. Estamos en el tiempo favorable para dejarnos alcanzar por Cristo.
  • El próximo miércoles 21 de febrero a las 20,30h tendremos el Anuncio de Cuaresma que hacen las comunidades. Será en la Parroquia. Es necesario y muy recomendable escuchar, tantas veces se pueda, esta llamada a la conversión que la Iglesia nos hace en este tiempo de gracia. Os animo encarecidamente a que acudáis y a que dejemos obrar al Señor la conversión en nosotros. Sólo nos pide nuestro SÍ libre para hacer esta obra.
  • A partir del jueves 15 de febrero, de lunes a viernes, rezaremos laudes a las 6’30h de la mañana en la Parroquia. Os invito a participar en esta celebración matutina de laudes que nos pone en una santa tensión y en un cristiano combate propio de este tiempo cuaresmal.
  • Desde el comienzo de la Cuaresma hasta la Vigilia Pascual no se dice ni canta el Gloria ni el Aleluya en ninguna celebración. Tampoco en los cantos debemos cantar el Aleluya. Se pueden omitir estos cantos o, en su defecto, usar una antífona oportuna.
  • Es importante que, para remarcar mejor el sentido penitencial de estos días, se busque una austeridad en los cantos. No deben ser excesivamente festivos. Mejor, deben llevar a la oración que a un excesivo júbilo (reservado para la noche santa de la Pascua).
  • Durante la Cuaresma no se puede adornar el altar ni el ambón con flores. Ni siquiera de color morado.
  • Os exhorto a una participación más intensa y más fructuosa en las celebraciones litúrgicas. No pongamos resistencia a lo que el Señor desea hacer en nosotros. El tiempo de la Cuaresma es un tiempo en el que se nos llama a la conversión. Os exhorto a que acudáis a la Eucaristía diaria, al Sacramento de la Penitencia y al Acompañamiento Espiritual.
  • Durante este tiempo, la Iglesia nos invita a usar las armas de la luz: el ayuno, la oración y la limosna. Ayunar es un buen ejercicio cuaresmal. No sólo ayunar de tomar alimento sino de todo aquello que nos impida salir de nosotros mismos para dejar a Dios que haga su obra. Sustituir la comodidad por la parroquia, la televisión por la oración o la buena lectura, practicar las obras de misericordia… todo esto es muy recomendables en este tiempo. Hacer limosna es un signo importante que nos ayuda a poner orden en nuestra vida. Dejemos que Dios sea nuestro Dios
  • Salir de uno mismo y servir a los demás es una buena manera de vivir plenamente este tiempo. Podéis servir a los hermanos y ayudar a la parroquia en sus necesidades tanto materiales como espirituales y pastorales.
  • Recordad, también, la venerable tradición de la Iglesia, de guardar la abstinencia de carne durante el día de hoy y durante los viernes de este tiempo. 
Os deseo una buena y santa Cuaresma! Contad siempre con mi ayuda y mi oración. Buscadme si me necesitáis. Rezad, también, por mí para que no sea obstáculo a la gracia. Óscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *