Maria, mujer de la Pascua

En estos días de Pascua, empezamos el mes de mayo: mes de María. Muchos de nosotros hemos sido educados en esta sensibilidad mariana, en este mes que la tradición cristiana dedica a la Virgen. 

María es la mujer de la Pascua, es la mujer que acompañó a la Iglesia cuando Jesús predicaba, cuando sufrió, cuando resucita y cuando envía el Espíritu Santo a los apóstoles.

María es la mujer que nunca nos deja solos. Nos acompaña cuando entregamos nuestras vidas por llevar el mensaje de Jesús a los demás. María está a nuestro lado cuando somos probados por el dolor y por el sufrimiento. María es la mujer que nos susurra al oído que un día heredaremos la vida eterna, que nuestra vida está pensada y creada para la gloria. María intercede por nosotros para que el Padre envíe sobre nosotros el Espíritu Santo. 

Dejemos que en este tiempo de gloria la Madre de Dios nos mire, nos ame y nos haga el regalo que cada uno de nosotros necesitemos. Pidámoselo: ella nos acompaña, es nuestra madre y sabe lo que nos hace falta. A ella me y os confío.

 

Feliz Pascua. Óscar Benavent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *