EL REINADO DE CRISTO

#cartadeoscar

Celebramos la solemnidad de Cristo Rey.

En esta fiesta, nuestras mártires dieron su vida por Cristo.
Las beatas María Teresa Roig y sus hijas supieron en qué consistía el Reino de Cristo y en un día como hoy, siendo perseguidas, entraron en él derramando su sangre.

El reino de Dios no es humanamente poderoso, no busca honor, no alardea de fama.
El reino de Dios es sencillo, apenas se aprecia, provoca combate, se construye con perseverancia y tensión.

No busquemos a un rey sentado en su trono que, haciendo uso de su poder, haya beneficio propio. Busquemos a un rey que mira la necesidad del otro, que no pone obstáculos, que no frena, que ama y hace fácil lo difícil.

Pidamos al Señor que cada día nuestra parroquia sea constructora de este reino.
Pidamos a nuestro Rey vivir con paz todo aquello que no entendemos o nos cuesta abrazar.

Recordemos que seguimos a un rey cuyo trono es una cruz.

Feliz semana.

Óscar Benavent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *