EL GOBIERNO DE NUESTRA VIDA

#cartadeoscar

En cada momento de nuestra vida nos encontramos en la compleja tarea de gobernarla.

Si queremos crecer, si queremos madurar, si nos damos cuenta de que es urgente que seamos personas coherentes,  tenemos que tomar decisiones que, sin evitar el sufrimiento, nos encaminen hacia quienes queremos realmente ser.

La fe ocupa un lugar fundamental en este “quién quiero ser”.
Por la fe nuestra vida puede tomar un camino u otro.
Tener fe no es sólo realizar unas prácticas religiosas sino dejar que Dios tome posesión de cada parcela de nuestra vida: también de nuestra vida privada.

Dejemos a Dios que sea Él el Señor de nuestra vida.

No tengamos miedo alguno.
Dejemos que nuestra fe nos afecte a todos los niveles: a todos.
Dejemos que sea ella quien nos ilumine a la hora gobernar nuestras apetencias y emociones, nuestras necesidades y renuncias, nuestras alegrías y preocupaciones.

Sólo así caminaremos con dificultades pero sabremos a dónde vamos.

Feliz semana.

Óscar Benavent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *